Escape room educativos: Todo lo que debes saber

By Escape Room Empresas 5 meses agoNo Comments
Home  /  Room Escape formación  /  Escape room educativos: Todo lo que debes saber
Room Escape educativos

Los escape room educativos, aunque se parecen mucho a cualquier sala de escapismo convencional que podemos encontrar para pasarlo bien con los amigos, son un poquito diferentes.

Ello se debe a que se diseñan con un objetivo particular basado en el aprendizaje de ciertos contenidos. Esto es, más allá del buen rato que van a pasar los jugadores, se van a ir habiendo aprendido algo, de ahí que sean educativos. Por supuesto, habrá una parte interesada en dar esas enseñanzas, por lo que lo lógico es que también exista un proceso de evaluación para aquellos que han participado.

¿Por qué un escape room educativo?

Además del simple hecho de ofrecer un recurso diferente, existen muchos beneficios a la hora de practicar este juego.

Haciéndolos partícipes de una experiencia de escape vas a ver cómo se desarrollan habilidades tanto individuales como grupales como son el saber delegar, la comunicación, la resolución de problemas… Se fomentan aptitudes como el espíritu crítico, la creatividad o el pensamiento lógico y se trabajan otras como la toma de decisiones o la autonomía.

¿Qué deben incluir los escape room educativos?

Ya hemos visto que la esencia del room escape educativo es ser un recurso diferente a la hora de enseñar y aprender, uno que se integre en una metodología diferente a las que estamos habituados a ver en colegios, institutos o academias.

Sin embargo, no deja de ser, como decimos, un recurso educativo, por lo que es necesario que cuente con ciertos aspectos que lo definan así.

Room escape formativos

Objetivos

Cualquier actividad, sea del tipo que sea, requiere de unos objetivos. En este caso, sabemos que, de manera global, serán, o bien descubrir contenidos, es decir, aprender, o bien poner en práctica lo aprendido previamente.

De aquí, ya podremos lanzar, en función del tipo de juego y demás, otros objetivos más específicos.

En cualquier caso, la idea es que estos se pueden medir y comprobar si se han cumplido individualmente, jugador por jugador.

Evaluación

La actividad no está para dejar a los alumnos “sueltos” durante una o dos horas. De acuerdo a los objetivos, tú, como profesor, debes encargarte de evaluarlos uno a uno y comprobar si se han cumplido o no los objetivos y en qué medida.

Pruebas y escenificación

Para que diseñemos tu escape room educativo necesitamos conocer, primeramente esos objetivos. Después, en función de ellos, los contenidos a introducir. También se debe escoger, dentro de lo posible, una temática y crear una narrativa inmersiva para que los jugadores crean estar dentro de ese mundo que inventamos para ellos; de este modo se involucrarán más y sentirán más curiosidad.

Se puede incluir escenificación por parte de un profesional para, por supuesto, indicar las normas, pero, también, para ser quien dé ciertas pistas o, directamente, nos hable de ciertos contenidos de los que vamos a integrar; todo depende de cómo sea el diseño del juego.

Los enigmas, como es lógico, tendrán que tener una alta carga del contenido que se desea enseñar o del cual se desea examinar a los alumnos. Del mismo modo, también deben realizarse, dentro de lo posible, de acuerdo a la historia que hemos inventado, de manera que tengan sentido dentro de ella. Ni qué decir tiene que estarán ligados, por completo, a los objetivos.

De los escape room educativos debe salir un recurso de enseñanza-aprendizaje útil para que quien se ponga a prueba con ellos reciba, de una manera u otra, algo que aprender y que, al tiempo, trabaje ciertas destrezas y ponga en práctica los conocimientos adquiridos. Si no fuese el caso, hablaríamos, simplemente de un juego de escape común.

Category:
  Room Escape formación
this post was shared 0 times
 000
About

 Escape Room Empresas

  (17 articles)

Leave a Reply

Your email address will not be published.